Grupo Crimidesa forma ya parte de la Fundación Minería y Vida como donante. Este gesto refleja el compromiso de Crimidesa con el desarrollo sostenible y representa una significativa aportación a la causa que defiende la Fundación: poner en valor la importancia de las materias primas minerales, así como promover una actividad minera más sostenible, circular, segura y eficiente, mejorando la competitividad de las empresas del sector y colaborando activamente para alcanzar los objetivos de la transición energética y la neutralidad climática.

Fundado en 1954, Grupo Crimidesa es un conglomerado empresarial minero de capital español, reconocido por su explotación de yacimientos minerales y recursos geológicos. Con una historia que se remonta a la explotación industrial de un yacimiento de glauberita en Cerezo de Río Tirón, Burgos, el grupo ha crecido hasta convertirse en un referente en la producción de sulfato sódico anhidro, feldespato sódico y wollastonita. Su enfoque en la reducción de emisiones de CO2 y la gestión eficiente del agua resalta su compromiso con el medio ambiente.

Para la Fundación Minería y Vida, que promueve los valores ambientales, sociales y educativos de la minería moderna en España, la incorporación de Crimidesa a nuestra lista de donantes es un hito destacado. La contribución de Crimidesa no solo aportará recursos valiosos para las iniciativas de la Fundación, sino que también fortalecerá el mensaje de que la industria minera puede ser un pilar para la sostenibilidad y el progreso social.

Ambas entidades colaborarán para fomentar un futuro más verde y responsable en las empresas de la industria extractiva, reafirmando su compromiso con la minería sostenible y la mejora de la calidad de vida a través de la gestión responsable de los recursos naturales.